No es casualidad que al llegar enero a todos nos apriete el cinturón un poco más de lo habitual. La época navideña tiene en la gastronomía a uno de sus grandes aliados, Comemos en cantidad pero también con calidad y es que algunas de las recetas más suculentas son las que elaboramos en ésta época. Repasemos un menú típico a base de entrantes, principales y postres muy dulces.

En España es habitual comenzar con un caldo o un consomé para ir entrando en calor. Básicamente se elabora a base de verduras, pollo, cerdo y ternera además de alguna pasta como fideos finos.

No faltan entre los entrantes el marisco fresco como langostinos o gambones y los quesos además del jamón ibérico.

En los platos principales encontramos a varios protagonistas fuertes, se trata del tradicional pavo relleno cada vez más popular, los solomillos de ternera asados o los lomos rellenos de huevo, jamón y ciruelas entre otros ingredientes.

Entre los pescados y aunque cada familia es un mundo están muy presentes las almejas o pescados en salsa como el rape.

Delicias todas ellas que muchas veces quedan eclipsadas por los reyes de estas fiestas: los dulces. Turrones, bombones, mantecados…la oferta de calorías es infinita, todo ello regado con un cada vez más popular, sorbete de cava.

Dejar respuesta