En el sur de España presumimos de tener un elevadísimo número de rutas gastronómicas. Es imposible nombrarlas todas pero hoy vamos a destacar las más conocida de la provincia de Málaga y la Costa del Sol.

La conocida como ‘ruta del aceite y de los montes’ abarca la zona de la Axarquía y promueve toda una cultura entorno al aceite de oliva. En esta ruta también se pueden degustar los embutidos y las chacinas de elaboración propia en Colmenar; los afamados melocotones y el queso de cabra en Periana; el pan romano en Alcaucín o los caracoles y roscos de aceite en Riogordo o el gazpacho en Alfarnatejo.

Otra ruta a destacar es la que se realiza en torno a la ciudad de Ronda. Se trata de una ruta eminentemente vinícola y está localizada entre los municipios de Ronda, Arriate y Gaucín, cuenta además con el atractivo de estar rodeada de los excepcionales espacios naturales Grazalema y la Sierra de las Nieves, Reserva de la Biosfera.

Ya en la Costa el pescado cobra un absoluto protagonismo. Muy típico de toda la zona es el ‘pescaíto frito’ además de los famosos espetos de sardinas que se disfrutan entre los meses de junio y octubre. El boquerón blanco es otro de los pescados más demandados pudiendo disfrutarse por igual en los municipios que abarcan desde la Carihuela hasta Estepona.

Dejar respuesta