Se trata de un plato básico de la cocina italiana y sencillo de preparar pero hay que tener en cuenta algunos puntos.

Lo primero a tener en cuenta es nunca cocinar recién sacado de la nevera y dejar el filete de ternera al menos durante una hora al calor de la cocina.
Lo ideal es que el filete tenga una capa de 30-35 mm de pimienta al menos y se macera junto con aceite y sal durante media hora.

A la hora de cocinar es mucho mejor si se utiliza una parrilla pero en caso de usar sartén hay que utilizar un fuego medio-alto, la carne debe mantenerse en la parrilla hasta obtener un color dorado y darle varias vueltas hasta obtener el punto deseado según el gusto del consumidor.

Una vez retirados del fuego se puede añadir una mezcla de aceite de oliva con limón y mojar en salsa Bearnesa. ¡A disfrutar!

Dejar respuesta