Uno de los postres típicos de Navidad en Alemania.
Uno de los postres típicos de Navidad en Alemania.

Las calles lucen sus mejores galas, el frío se deja notar y de las cocinas emanan diferentes olores. No hay duda, se acerca la Navidad.

En las diferentes regiones de Europa las fiestas se celebran de diversas maneras pero todas tienen en común una gastronomía especial y que se realiza sólo en esta época del año.

Comenzamos en España. En la mesa de Navidad no pueden faltar mariscos, cochinillo, pavo relleno o cremas y sopas como entrante. Elegir un único plato es difícil pues cada región tiene sus propias características. Una mesa tipo tendría jamón serrano y quesos (Andalucía), puchero (Comunidad Valenciana) lechón al horno (Extremadura), galletas de almendra y mazapanes (Castilla La Mancha).

Si damos el salto a Alemania encontramos especialidades principalmente dulces. Destaca el Welfenspeise, un postre tipo pudding hecho a base de clara de huevo batida y una fina capa de vino. Muy popular también es el Christstollen, un pan con frutos secos o las Lebkuchen, una galleta similar al pan de jengibre. Como bebida el trono lo ocupa sin duda alguna el Feuerzangenbowle, una variedad de ponche con vino tinto seco, canela en rama, rodajas de naranja y clavos de olor.

Respecto a Francia tienen gran protagonismo los entrantes como el ‘foei-gras’ servido en pan brioche o las ostras, muy típicas de París. Como entrante triunfan las aves de corral rellenas con salsa de arándanos y el marisco. Y qué sería de una cena francesa sin quesos que se toman sobre todo de postre.

En Suiza se inclinan por la cocina tradicional helvética. El plato principal es el llamado Fondue Chinoise, un plato de sencilla elaboración a base de pequeños y muy finos trozos de carne de ternera y caballo que se cocinan en una fondue con caldo de verduras y a la que después se añaden diferentes salsas.

En Inglaterra el pavo es sin duda el rey de la fiesta. Se cocina relleno y acompañado de salchichas y salsa gravy además de coles de Bruselas y otras verduras. El postre tampoco tiene lugar a dudas. En todos los hogares servirán el Christmas pudding hecho a base de ciruelas y acompañado de brandy o ron además de las Mince Pies, tartaletas de manzana y frutos secos.

En Centro Europa tiene especial protagonismo la sopa de pescado y la carpa navideña a la milanesa (República Checa) mientras que en Hungría es muy popular el Töltött káposzta, col rellena de carne y arroz. A la hora del postre no podemos olvidarnos “vánočka” pan dulce trenzado de masa blanca con uvas pasas.

¡Saquen sus mejores manteles y cuberterías y disfruten de todos estos sabores navideños

Dejar respuesta