cocina_italiana

La gastronomía italiana es una de las más extendidas y a la vez peor conocidas del mundo. En la mayoría de los restaurantes de este tipo su carta ofrece una variedad de pizza y pasta que poco tiene que ver con la cocina real del país.

En este artículo vamos a ver cómo Italia nos ofrece, a nivel gastronómico, mucho más de lo que pensamos.

Empecemos recorriendo el norte.

Debido a que se trata de las regiones más frías, sus platos son más contundentes y tienen más recetas de sopas, cocidos y carnes hervidas además de un mayor uso de la mantequilla.

En la zona del Valle d’Aosta encontramos la ‘fonduta’, hecha con el queso típico de la zona, la ‘fontina’. También está muy extendida la ‘zuppa Alla Valpellinense’, elaborada con carne, repollo, pan negro y queso.

Del área de Piamonte podemos destacar el ‘risotto tartufatto’ con la exclusiva trufa blanca de Alba o la famosa ‘Bagna cáuda’, una salsa a base de ajo, aceite, anchoas y mantequilla en la que se mojan verduras crudas o cocidas.

De la región de Liguria podemos señalar la ‘Torta pasqualina’ típica de Semana Santa rellena de verduras, huevo y parmesano.

De la zona de Piamonte podemos señalar el ‘Agnolotti al sugo di carne con burro o salvia’ una pasta rellena de carne típica de la zona con salsa de carne asada o simplemente con mantequilla y salvia.

 

La cocina del sur

En el sur del país encontramos ya los ingredientes que han hecho famosa a esta cocina. Volvemos a hablar de pizza y pasta y mozarella.

De la zona de Campania podemos destacar la archiconocida pizza margarita o los spaghetti alle vongole o allo scoglio elaborados con tomate y almejas.

En la región de Basilicata es famosa la receta del ‘pancotto’, un plato de origen pobre y que utiliza ingredientes como verduras, guindilla, carne, queso y huevos sobre un pan tostado.

De la región de Apulia podemos destacar así mismo las ‘Orecchiette’ una pasta fresca sin huevo y elaborada con semolino a la que se añaden diferentes salsas.

Señalar también la ‘Puddica’ una especie de focaccia o tarta salada rellena de cebolla, tomate, aceitunas negras y anchoas, aunque hay más variantes.

En la zona de Calabria abundan los ‘maccaruni ‘i casa’, macarrones hechos en casa y acompañados con salsa de tomate y cerdo, cabra y cordero.

No podemos olvidarnos de la zona de Sicilia y los ‘arancini di riso’, croquetas rellenas de arroz, carne picada, tomate, queso, guisantes y azafrán.

Y para terminar señalamos a la zona de Cerdeña donde destaca el plato ‘Astice Alla Catalana’, bogavante hervido con tomate, apio y cebolla, servida con una salsa hecha con la cabeza de la langosta.

Dejar respuesta