5 trucos para mejorar tus fotos foodies en Instagram

Instagram nos ha conquistado a todos. Cuando llegó lo hizo para quedarse, pero no sólo eso, se ha convertido en el retrato personal de lo contemporáneo por excelencia, atestigua vivencias fotográficas en distintos ámbitos de la vida, y como no, también en la gastronómica.

Si a todos nos encanta transmitir esos momentos especiales también sentados a la mesa o durante nuestras creaciones culinarias, a los foodies aún más. Pero lo cierto es que a veces al realizar esas instantáneas nos cuesta mucho que queden como desearíamos, por lo que hoy vamos a revisar algunos trucos para ponéroslo más sencillo.

1.-La luz de la imagen

La luz natural siempre te lo pondrá más fácil. Con ella podemos apreciar más detalles y el color será más fácil de controlar.

A veces, si en un restaurante no estás en la terraza la luz natural puede no llegar o ser más tenue. En ese caso tendremos que editar la fotografía.

Mejor si lo haces desde la aplicación para realizar la toma, ya sea el de la propia cámara o el de Instagram, aplicando más brillo, pero si no puedes de ese modo, luego podrás corregir dando más luz a la fotografía o restando sombra. Os sugerimos añadir un poco de contraste para realzarla y en los casos en que haya iluminación artificial corregir el virado que puedan tener, bien sea frío o cálido, para dejar el resultado lo más natural y real posible.

Composición fotografía foodie

2.- Ojo a los filtros

Los filtros de Instagram nos encantan a la hora de darle un efecto distinto a nuestra toma, pero en la fotografías de alimentos no son lo más adecuado, puesto que, como comentábamos previamente, lo mejor es hacer que parezcan lo más naturales posibles.

A veces un filtro puede ayudarnos por su configuración a corregir el contraste o el color.

Pero recordemos que es comida, es algo que debe ser apetecible, por lo que si a través de los filtros acaba pareciendo algo artificial, no conseguiremos el resultado deseado.

Si debemos utilizarlos, quizás los más usados serían Clarendon, Juno y Lark, según nos ofrece el informe Metricool 2017, y recordemos que siempre podemos utilizarlos en un mayor o menor grado sobre la imagen original.

3.- La composición y los planos

La composición de los distintos elementos es muy importante para contar el momento. A la hora de componer podremos elegir entre distintos tipos de planos para narrar nuestra experiencia en relación con ese plato o momento. Os dejamos distintas opciones:

Regla de los 3 tercios

A la hora de hacer la fotografía y configurar el encuadre y composición es interesante conocer la regla de los tres tercios. La regla hace referencia a la distribución que hacemos de los distintos elementos en la imagen para acentuar lo que deseamos destacar.

Casi seguro que podemos activar en nuestro móvil la típica retícula de 9 rectángulos. Pues bien, debemos procurar colocar ese elemento de atención en uno de los cruces de esas líneas.

Plano detalle

Cuando necesitamos resaltar la textura, el acabado o algún ingrediente en concreto. Nos acercaremos y buscaremos el detalle para dramatizar el resultado y hace que todo parezca mucho más apetitoso.

Presta atención al enfoque para ubicarlo justo en el elemento o parte de la imagen que quieres resaltar para que quede nítida y cuida no acercarte en exceso para que el objetivo no se desenfoque al no ser capaz de llegar a ese detalle.

A veces podrás recortar posteriormente la fotografía posteriormente para conseguir que todo se vea más grande también al aumentar su tamaño en pantalla.

Plano cenital y flatlay

Es un plano muy de actualidad, ya que en instagram es muy frecuente. Parte de la culpa es que es sencillo de realizar así como de componer. Se refiere a una toma en que los elementos aparecen recogidos desde la parte superior y están apoyados todos en un mismo plano.

Composición foodie en toma cenital

Al hablar de Flatlay nos referimos a la composición que realizamos a la hora de introducir elementos en esa toma. Dentro de este podremos optar por organizar los elementos de muchas maneras: Flatlay minimalista, dejando sólo un elemento central; en cuadrícula, introduciendo los elementos de forma dispuesta y en paralelo, como en una retícula; más espontánea, primando menos el orden y menos la alineación, o buscando encuadres irregulares que corten elementos y que le den un toque de más carácter o personal.

A veces también podemos tener en cuenta dejar un espacio para introducir otros elementos como texto, gifs animados o elementos gráficos, puesto que es un tipo de plano que se utiliza mucho para mostrar el producto en relación con otros objetos.

Composición de alimentos en flatlay

4.- La importancia de los Hashtags

Una de las claves del alcance de las imágenes foodies, tanto en instagram como en otras redes sociales son los hashtags. A veces podemos buscar inspiración o información a través de ellos. Al clicar en algún hashtag aparecerán otras muchas imágenes con las mismas etiquetas. Encontraremos hashtags de mucha relevancia bajo los que muchas imágenes aparecerán con apariencias muy distintas, como el hashtag #foodporn o #foodelicious. Instagram te da el número de publicaciones hechas con esa etiqueta, así que te puedes ir guiando.

También será importante que la imagen esté etiquetada unida al concepto que se cuenta o al elemento que aparece. Serán hashtags puramente descriptivos. En otras ocasiones introducimos algunos que son de propia creación o tienen un sentido más personal para dar más carácter a la publicación o dotar de más personalidad a la forma que tenemos de interpretar esa propia imagen.

Te aconsejamos usar variedad de ellos; tanto más generales y buscados, como algunos puramente descriptivos, así como otros más personales. Y no olvides también mencionar de algún modo la localización. 

5.- Aporta personalidad

Debemos ser insistentes, probar cosas nuevas, la fotografía es un lenguaje en sí, podemos tener en cuenta algunos consejos, trucos o normas, pero debemos imprimir también nuestro propio toque para hacer la toma nuestra y que tenga personalidad.

Haz muchas pruebas con distintos encuadres, planos, composiciones y luego elige la imagen que finalmente más te guste o se adapte a lo que deseas contar en ella.

Después edita un poco antes de subirla y ya sólo queda esperar a ver las respuestas de tus seguidores! Seguro que si has seguido estos sencillos trucos y añadiendo un poco de tu propia narrativa consigues

Dejar respuesta